Home Overview Press Room Blog Publications For Students about us
Search

No a la Clonación Humana

by Pedro F. FrisnedaTiempos del Mundo
March 7th, 2002

Primero fue la oveja Dolly, luego embriones humanos, y mas recientemente un gato* La clonación se ha convertido en uno de los asuntos mas debatidos y temidos de nuestra era. En Nueva York, un grupo de científicos y defensores de los derechos civiles reunidos en la ONU, hizo un llamado urgente para detener los experimentos que intentar clonar al ser humano.

En 1997 el científico escocés Ian Wilmut hizo historia y sorprendió al mundo entero cuando presento a una ovejita de 7 meses que había sido creada por un proceso conocido como clonación. De esta forma, Dolly se convertía en la primera copia genética exacta de otro organismo viviente.

Desde entonces muchos han sido los experimentos que mediante la clonación han revolucionado el área de la genética. En noviembre del ano pasado, un grupo de científicos del Centro de Tecnología Celular Avanzada de Massachussets, liderado por el doctor Robert P. Lanza, anuncio a la opinión publica mundial que había logrado clonar con éxito el primer embrión humano en etapa temprana.

A esto le siguió el anuncio del polémico científico italiano Severino Antinori, quien aseguro que para finales del ano 2002, conseguiría clonar al primer ser humano. El medico justifico su proyecto en el hecho de que al obtener células 'madres', mediante la clonación, se podrían curar muchas enfermedades que afectan hoy en día a la humanidad, como la diabetes, Alzheimer y el Parkinson.

De inmediato, la Casa Blanca, el Vaticano, numerosos senadores norteamericanos y líderes religiosos unieron sus voces para condenar este tipo de experimentos, aunque sean con fines terapéuticos.

El capitulo mas reciente en esta controversial historia se escribió apenas el mes pasado. Varios científicos de la facultad de medicina veterinaria de la Universidad de Texas, dirigidos por el medico Mark Westhusin, presentaron al gato "ce", la primera mascota reproducida mediante el revolucionario proceso de la clonación.

Todos estos adelantos en la ciencia de la genética han hecho que nos hagamos una importante pregunta: ¿Que tan cerca esta el día en que se comiencen a clonar a seres humanos?

El doctor George Annas, profesor y jefe del Departamento Legal de Salud de la Escuela de Salud Publica de la Universidad de Boston cree que ese día podría llegar en los próximos 12 meses. "Cada vez que hay un experimento exitoso con animales se realiza un gran avance, lo que significa una apertura a la posibilidad de hacerlo con seres humanos. Ahora mismo es técnicamente posible experimentar con personas''

Explico el doctor que la clonación es una forma terrible de crear individuos, porque para ello se parte de una célula dañada y de un huevo dañado que se ponen juntos para crear seres con características idénticas. "¡Se ha documentado que la mayoría de los animales que han sido clonados han tenido problemas genéticos; algunos han presentado desproporciones en sus órganos; envejecen y mueren prematuramente!'

"Como científico creo que no es ético, y lo mas preocupante es que hay mucha gente dispuesta a donar huevos y células, por lo que no sabemos que va a pasar si esto no se detiene pronto'' advirtió Annas, "Toda persona tiene el derecho a ser concebida y de nacer sin manipulación genética", agrego.

El doctor Annas formo parte de un grupo de científicos, expertos en el área de la genética y defensores de los derechos humanos que se reunieron en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en la ciudad de Nueva York, para hacer un llamado urgente a los países del mundo, para que se prohíba la clonación de los humanos.

Los expertos le explicaron a los delgados de la ONU y a la prensa internacional, el rápido desarrollo que ha tenido la tecnología en genética humana, y la necesidad de fuertes políticas mundiales para prevenir su peligroso uso.

"Una vez que el genio este fuera de la botella, tratar de controlarlo va a ser extremadamente difícil Los deben acordar urgentemente, mediante políticas internacionales, prohibir la reproducción humana mediante la clonación y otras tecnologías de manipulación genética, que podrían socavar a la sociedad y lo mas común de la humanidad," aseguro el doctor Stuart Newman, profesor de Biología Celular y Anatomía en el Colegio Medico de Nueva York.

"La humanidad esta a punto de desencadenar una tecnología genética extraordinariamente poderosa antes de apreciar en su totalidad los riesgos que esto conlleva," aseguro.

Para otros, como la doctora en filosofía Evelyn Shuster, la clonación usara la sexualidad humana para la dominación, y se le quitara la individualidad y la personalidad a los niños. "La mujer que de a luz a un nov clon, será su madre y su hermana gemela al mismo tiempo, y eso trágicamente fracturara y destruirá la formación de una familia típica y de la sociedad," exclamo. "Además, no estamos hablando de que solamente se puede crear un solo clon de una persona, sin 20 y hasta 50, toda una serie, lo que causara grandes problemas de identidad," aclaro. Por su parte, el doctor Richard Hayes, director ejecutivo del Centro para la genética y la Sociedad, explico que esta nueva tecnología genética se ha desarrollado de una manera tan rápida que ni los creadores de las leyes y la sociedad civil, han tenido suficiente oportunidad para entenderla y conocer sus implicaciones y para acordar políticas que prevengan su abuso. Hayes aseguro que la clonación de personas creara mayor discriminación y esclavitud, y se atentara contra la civilización y sus principios, y eso es lo que la ONU quiere prohibir. "Entre los peligros están la creencia de que se va a obtener el perfecto bebe, el perfecto ser humano, y habrá una nueva categoría de seres humanos que vera como inferiores a los otros sub-humanos. Por ello, esto es un asunto urgente de derechos humanos internacionales."

"En los anos recientes, los promotores de estas nuevas leyes genéticas han hecho pronunciamientos muy fuertes y explícitos, por lo que es imperativo una respuesta igualmente fuerte por parte de lideres que estén preocupados. La prohibición de las mas peligrosas tecnologías genéticas no necesariamente debe impedir beneficios potenciales en las investigaciones medicas y su aplicación," aclaro.

"No se debe permitir a ningún individuo, ni a ningún grupo o país, el cambiar las características de los seres humanos, su dignidad y sus derechos. Nadie puede venir a actuar en nombre de toda la especie humana y cambiar lo que significa ser un humano mediante una determinada tecnología científica. No existe razón para que personas de diferentes naciones, culturas, religiones y filosofías, no puedan trabajar juntas y apoyar políticas necesarias para proteger el futuro común de la humanidad," exhorto el científico.

Latinoamérica no quiere ser conejillo de indias. En la reunión realizada en la ONU, Tiempos del Mundo consulto a la doctora Rosario Isasi Morales, abogado peruana especializada en salud y derechos humanos, sobre los avances que se han realizado en los países latinoamericanos para prohibir la clonación humana.

"En América Latina no hay un pronunciamiento a nivel general Tanto la Organización de Estados Americanos como la Comunidad Andina no han fijado posición a este respecto. Si hay algunos países que se han manifestado con normas y ley es nacionales que prohíben expresamente la clonación de humanos y algunos aspectos de la ingeniería genética. Por ejemplo Argentina, Brasil, Costa Rica y Perú; este último que acaba de criminalizar la clonación humana. Otros países como México implícitamente en su ley general de salud prohíbe la clonación humana. Bolivia y Chile pasaron propuesta de ley pero no se llego a ningún consenso," dijo la experta, que trabaja en el Departamento de Legal de Salud, de la Escuela de Salud Publica de la Universidad de Boston.

¿En América Latina se han realizado experimentos en este campo?

No que se sepa. El gran temor de los países latinoamericanos, y la razón por la cual Argentina y Perú se preocuparon en pasar inmediatamente leyes, fue porque algunos científicos de varios países, como el italiano Severino Antinori, han amenazado con ir a naciones subdesarrolladas para hacer sus experimentos. Y en la comunidad latina la respuesta ha sido que no van a aprovecharse de nuestro subdesarrollo para crear una sub-especie de humanos.

¿Existe entonces el temor de ser usados como conejillos de indias?

Exactamente. Ya existe el precedente en otros países. En África, por ejemplo, donde han experimentado con las vacunas del VIH; van a esas regiones experimentan y luego no les dan acceso a los tratamientos que fueron descubiertos. Si eso esta pasando a nivel de una enfermedad pandémica, imaginare la amenaza que la clonación significa para nuestros países.

¿Usted cree que se podría llegar a clonar a una persona muy pronto?

No seria sorprendente, y esa es la urgencia del llamado a todos los países para que en el ámbito nacional, regional y luego en la comunidad internacional, con la intervención de las Naciones Unidas, pasen una norma con carácter obligatorio que prohíba la clonación humana, porque es inminente que pueda suceder.

¿Cree que ese llamado será escuchado?

Esperamos que si. Hay mucha preocupación en la comunidad científica, filosófica, ética y la sociedad civil; de ciudadanos comunes y comentes que están conociendo este tema y están articulando su posición de decir "no."

Exactamente una semana después del anuncio hecho por un grupo de investigadores privados en Ifexas sobre la clonación de un gato domestico, y siguiendo una resolución de la Asamblea General de la ONU en noviembre del 2001, una coalición internacional de Organismos No Gubernamentales, científicos, médicos, defensores de los derechos humanos, de la justicia social y medio ambiente, comenzaron negociaciones para declarar una prohibición internacional a la clonación humana.

Hasta diciembre del 2001 solo 30 países habían prohibido la reproducción humana a través de la clonación. Esto representa solo el 16% de todos los países del mundo y el 32% de la población mundial.

ESPAÑOL | PORTUGUÊS | Русский

home | overview | blog | publications| about us | donate | newsletter | press room | privacy policy

CGS • 1936 University Ave, Suite 350, Berkeley, CA 94704 • • (p) 1.510.665.7760 • (F) 1.510.665.8760